Innovación y emprendimiento- Quiero que Puerto Rico sea un país exitoso

La historia de los países exitosos está enlazada por un hilo conductor: la interacción continua entre innovación y emprendimiento. Pueden llegar a ser términos vacuos o clichosos que están “in” en los círculos de desarrollo económico y tecnología. “Innovación” y “emprendimiento”, sin embargo, son dos de los ingredientes más importantes en el desarrollo de esas economías exitosas, desde el Antiguo Egipto hasta Estados Unidos.

En el último, la electricidad de Edison y Tesla se unió al capital y emprendimiento de Westinghouse y Morgan para crear nuevas industrias y riquezas. La creación de esas industrias surgidas a raíz de la masificación de la electricidad requirió de al menos tres elementos: conocimiento, capital y emprendimiento. También requirió de recursos como laboratorios, educación, dinero, voluntad y otros ingredientes. En Puerto Rico existe una brecha entre el talento de clase mundial que tenemos y esos recursos que necesitamos para ser reconocidos como un eje global donde se pueden crear, atraer y retener científicos y emprendedores. Científicos y emprendedores que necesitan infraestructura, conocimiento y dinero para lograr nuevos descubrimientos y comercializar los existentes, creando así un círculo virtuoso de conocimiento y riqueza.

A tal fin, el Fideicomiso invierte, facilita y crea capacidades para adelantar la economía de Puerto Rico y el bienestar de sus ciudadanos mediante empresas de alto impacto, ciencia, tecnología y su base industrial. Desarrolla y administra iniciativas dirigidas a investigadores, emprendedores y empresas e inversionistas.

Una de ellas es Parallel18, una iniciativa independiente y no-partidista de desarrollo económico que en alianza con agencias de gobierno y otros colaboradores busca atraer y crear empresas de alto impacto, que puedan escalar su modelo de negocios desde Puerto Rico a comunidades globales, incluyendo Estados Unidos, América Latina y Europa. La misión de Parallel18 es expandir los horizontes de los emprendedores puertorriqueños  a  corto plazo, y generar desarrollo económico a  largo plazo. Dos veces al año habrá una convocatoria global donde se escogerán mediante un proceso competitivo 40 empresas que se incorporarán al programa de aceleración. Provee a emprendedores las herramientas que necesitan para acelerar sus empresas escalables de ciencia y tecnología. Son herramientas que faltan en Puerto Rico, que siempre se mencionan en todos los estudios y análisis sobre el tema: mentoría y capital, en un ambiente colaborativo de inmersión.

Estudios y análisis, por cierto, que por lo general se han quedado en papel. Apuntan a la escasez de mentores, a la falta de acceso a capital de inversión y a la falta de una cultura de colaboración. Si bien es cierto que Parallel18 no será una panacea, sí apunta a facilitar que esas brechas se cierren. Tiene elementos de mentoría intensa, oportunidades para recibir inversión de seguimiento y una integración de los emprendedores al ecosistema y a las universidades locales.

Una iniciativa de alto impacto como esta no surge en un vacío. Desde hace años en Puerto Rico viene sintiéndose un aumento marcado en la creación tecnológica y en las ganas de emprender. Ese crecimiento y consolidación de la comunidad es exponencial. En el 2010, se llevó a cabo por primera vez TEDxSanJuan, un foro muy conocido para dialogar sobre temas de futuro y tecnología. También se llevó a cabo una sesión de Startup Weekend, programa en el que se valida una idea de negocio en 54 horas. Desde entonces, la explosión en eventos, programas de capacitación, grupos informales e interés en el sector ha sido dramática. Cada mes se llevan a cabo numerosos eventos y reuniones, y las noticias sobre nuevos emprendimientos son más notables.

Así las cosas, con un ecosistema local entusiasmado y con cimientos sólidos, este es el momento para Parallel18. Complementará a iniciativas existentes con misiones similares, muchas de las cuales, de hecho, cuentan con el apoyo constante del Fideicomiso. Grupo Guayacán, por ejemplo, ofrece programas intensos de incubación a empresas. Founder Institute provee una red impresionante de mentores internacionales. Codetrotters Academy y iOS Foundation capacitan técnicamente en las áreas de programación.

El espíritu innovador tiene raíces en el riesgo y la experimentación. En los últimos tiempos Puerto Rico ha sido reacio a experimentar con ideas nuevas y arriesgadas. Ya no se puede actuar de esa manera. Puerto Rico necesita apuestas estratégicas en momentos difíciles. Es precisamente en esos momentos cuando los países exitosos toman los pasos más importantes, y yo quiero que Puerto Rico sea un país exitoso. La implementación de Parallel18 y de otras iniciativas del Fideicomiso tienen un grado de riesgo. Aun así, el Fideicomiso tiene la responsabilidad de marcar una ruta estratégica para la transición de Puerto Rico hacia una nueva dimensión en la economía del conocimiento. Tiene la responsabilidad de tomar riesgos calculados al invertir en nuestro futuro, y así ser ejemplo de lo que profesamos. Parallel18 es un gran paso para facilitar los recursos que adelantan la economía de Puerto Rico y el bienestar de sus ciudadanos.

Nota: Para más información sobre Parallel18, puede visitar www.parallel18.com.